ANÁLISIS TÁCTICO #ArgentinaVsChile: No hay revancha que no llegue

Por Andrés Molina Galarza

Aquí un análisis táctico de Argentina y Chile para este cotejo, que aunque se revive una final ya constatada, esta nueva lid depara algo distinto.

Argentina presentará seguramente una alineación 1-4-3-3, con una defensa fuerte, alta, ágil mentalmente, pero no  de las más rápidas físicamente.

Con Mascherano libre en la mitad del campo,  retrocediendo hasta colocarse en la mitad de los centrales Otamendi y Funes Mori para dar  salida al balón, con el medio campo con Biglia o Banega, consiguiendo que al menos uno de los dos defensas laterales: Mercado o Rojo, suban a línea de volantes para ofrecer la posibilidad de ataque por las bandas. Es aquí en el medio campo donde puede existir la variante, imaginemos un triángulo formado por los tres volantes, uno retrasado que es Mascherano, que juega libre y dos adelantados, que se puede invertir, colocando dos volantes de contención y recuperación que serían Biglia y Mascherano, quienes trabajarían en la contención del soez Vidal y el veloz Aranguiz,  y un hombre más adelantado  dedicado a la creación (sería Banega), esto tiene la finalidad de romper la línea de volantes de Chile y que Díaz no quede libre en el medio campo chileno, además  que Higuaín tenga más espacio en ataque por el medio.

Argentina adelante presentará a Messi, Higuaín y Lamela, aunque el DT Martino espera hasta el final la recuperación de Di María por izquierda.

Velocidad ofensiva, precisión en el pase, posesión de balón, equipo corto con las tres líneas cerca es lo que propone el “Tata” Martino.

En Chile Juan Antonio Pizzi, continuando con lo hecho por el “Pelado” Sampaoli en la "Roja", jugará 1-3-5-2;  con línea de tres en el fondo, con un central como Medel que tiene la misión de enfrentar uno contra uno a Higuaín cuando llega por el centro, los otros dos defensas: Jara e Islas como líberos, encargados de proteger las espaldas de Medel  y  de Beausejour y Fuenzalida.  Veremos si los hombres de las bandas van al ataque por las bandas o simplemente cuidan los desbordes de Messi especialmente, y de Lamela.

La “Roja” jugaría con línea de 5 volantes, Beausejour y Fuenzalida desde atrás cuidando las bandas y abriendo la cancha para la ofensiva. Díaz jugando como volante libre por delante de los defensas, corrigiendo fallas defensivas de los volantes y ocupando los espacios libres dejados por los defensas. Vidal y Aranguiz como volantes más de creación, llegando por el medio, jugadores de gran explosividad, incansables y que trabajan mucho en recuperación, no van tanto al frente en franca carrera en línea directa al ataque, sino que Pizzi quiere elaborar más el ataque, sin perder velocidad pero buscando mayor posesión de balón.

En ofensiva con dos delanteros: Vargas y Alexis Sánchez abiertos en punta con velocidad explosiva.

Chile con un equipo sólido en defensa, donde todo el medio campo colabora en la contención y a la recuperación en el medio campo, físicamente pueden ser más pequeños pero jamás dan un balón por perdido.

En la final de la Copa América Centenario que se llevará a cabo en el estadio Met Life Stadium de New Jersey, entre el equipo gaucho y los araucanos, con la experiencia del año pasado en la Copa América celebrada en Chile, el equipo  argentino no quiere lucir como el favorito en esta final y aunque Chile ha llegado a un gran nivel y va en aumento, se debe reconocer que en los papeles, Argentina tiene un poquito más. 

1

TACTICA Y ESTRATEGIA: